Vieja Cantera

  • Monseñor de Andrea 315
  • 0249

desde-$250x persona Hacer una Reserva


Ubicación

Descripción del Restaurant

Vieja Cantera es Monte Calvario

El complejo cuenta con dos propuestas gastronomicas diferenciadas: Parrilla con asadores criollos y RestoBar Confiteria, en ambientes distinguidos y descontracturados, para disfrutar . 

Platos y porciones generosas en todas sus propuestas. Destacada pasteleria y cafeteria para la tarde. Gran capacidad apto para contingentes.

A cielo abierto, tal como suelen establecerse, surge con la capacidad e ingenio que denota una persona, su creador, imaginando, seguramente, la rudeza, el sacrificio y la perseverancia de aquellos que trabajan en los sitios de los que se saca la piedra y mediante el meditado y firme objetivo del ancho estanque que ofrecen las canteras bruñidas, abrillantadas por el tesón, el coraje y la bonomía de la fuerza joven de una familia, que sin lugar a dudas, buscan otorgar un cálido ambiente personalizado a todos aquellos tandileses o no, que deseen cobijarse en un sitio rústico pero acogedor y selecto, capaz de agrupar a todos los amigos.

Ubicacion Vieja Cantera

Vieja Cantera Tandil se encuentran ubicadas al pie del “Monte Calvario”, en la esquina de Avenida Monseñor de Andrea y Payró.
Si ud. utiliza GPS, anote estas coordenadas para llegar a la entrada de las Cabañas:S 37° 32' 72.39", O 59° 15' 21.07"

 

Salón de Té 

Salón, etimológicamente, sala grande de descanso. Tienda lujosa de licores, refrescos y dulces.

El salón de té de Vieja Cantera constituye un lugar diferente, de unión y tranquilidad en el que saboreando la bonomía de un té verde que armoniza el cuerpo, la mente y el espíritu o un té de vainilla, de frutos del bosque, de pétalos de rosa, de ananá, sabores diferentes que posibilitan un exquisito encuentro enmarcado con la dulzura de sabrosas tortas artesanales, elaboradas con el mismo empeño y esmero con que se prepara y sirve el té.

Vieja Cantera ofrece un sitio especial en el que la magia del Oriente en concomitancia con la cálida rusticidad del lugar contribuyen a aplacar el stress de los días actuales, otorgando a sus visitantes un clima placentero y pacífico de sabio confort. Más allá de lo que la ceremonia del té y su grato escenario ofrecen, también en este privilegiado lugar, se pueden degustar jugos, licuados, bocaditos y tostados junto a un sabroso café que como en enigmático abanico ofrece las diferentes facetas de sus distintos sabores: menta, chocolate, crema, canela, licor, etc.